Tanto el desarrollo web como el diseño web tienen una importancia enorme en los resultados de una marca en internet. Ya escribimos un artículo acerca de cuál es la diferencia entre diseño y desarrollo web. Hoy queremos ahondar en aquello que hace que un diseño web resulte óptimo. Además, y antes de adentrarnos en ello, veremos qué consecuencias exactas tiene un buen diseño web en los objetivos de una empresa y en su estrategia en internet. Para que puedas contratar una agencia de diseño web que te dé todo esto.
 
 

Buen diseño web

Los beneficios de un buen diseño web son múltiples. El primero de ellos es que refuerza la marca siempre que sea elaborado en base a la identidad corporativa de la misma. Después de todo, y hacemos hincapié en esto a menudo, un diseño no puede ser únicamente visualmente atractivo, sino que debe ser coherente con la imagen que la marca intenta transmitir al mundo. De esa manera el diseño web contribuye al brabding de la marca. Algo importantísimo en un mundo comercial donde la marca es vital.
 
Pero no solo eso. Un buen diseño es un buen negocio porque mejora la experiencia de usuario de la web, lo que repercute directamente en las conversiones y en las ventas. Aunque también por el posionamiento en los buscadores. Un buen diseño debe tener muy en cuenta el SEO para que Google y el resto de buscadores nos posicionen lo más alto posible en las SERPs. Otra manera de ganar tráfico y visitas que puede traducirse asímismo en mayor número de conversiones y ventas. Un combo ganador.
 
 

Un buen diseño es un buen negocio

Como apuntábamos antes, un buen diseño es un buen negocio. ¿Pero qué cualidades concretas debe tener un diseño web para considerarse óptimo? Son varias. La primera de ella, cada vez más importante dado que Google ha decidido priorizarlo enormemente, es contar con un diseño web responsive. Como ya vimos en aquel otro artículo, el diseño web responsive es aquel que permite que el sitio web esté optimizado en todos los dispositivos. Algo esencial teniendo en cuenta el crecimiento del tráfico móvil.
 
Pero no es la única cualidad importante. También encontramos la velocidad de carga. Y es que la velocidad es uno de los factores más relevantes en la experiencia de usuario. ¿Quién quiere navegar en una página que va muy lenta? Nadie. Queremos las cosas ya, especialmente en internet. Además, la velocidad es asimismo un atributo vinculado al SEO. Por eso hay que cuidarlo tanto. Como hay que cuidar el diseño. Debe ser atractivo y respetuoso con la marca. Clave en cómo hacer un buen diseño web.
 
Por otro lado, también resulta trascendental la usabilidad. Esto es: que los usuarios puedan navegar por esa web con total comodidad y sin pérdida. Esto es un factor muy importante de la experiencia de usuario. Y es por eso que debemos prestarle mucha atención. Además, un buen diseño web también debe poseer algún o algunos call to actions que inviten a los usuarios a realizar acciones importantes para nuestra estrategia de marketing o de negocio. ¿Necesitas ayuda? En Beapp podemos proporcionártela.
 
 

Páginas web con buen diseño

Porque en Beapp sabemos cómo hacer un buen diseño web con todos sus elementos necesarios. Hemos desarrollo y diseñado decenas de webs corporativas de máximo nivel. Allá donde hay un proyecto ganador y con espíritu, estamos nosotros para traducirlo en un diseño de calidad. Contacta con nosotros ahora mismo y deja que nos encarguemos de todo. Llevemos tu proyecto digital al siguiente nivel.